Tecnología de Blogger.

Archivo del Blog

Cafetero, estás aquí: Inicio / Desaparece la solemnidad en tribunales SFM

Desaparece la solemnidad en tribunales SFM

| Sin comentarios
Por Reynaldo Hernández Rosa

El irrespeto que viven los tribunales en el Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís.

El bullicio de los talleres en las cercanías, la forma desfachatada de muchos togados, máxime del Ministerio Publico dentro de las audiencias, donde observan la falta de indumentaria, en casos , mal ajado, al igual, la falta de aire acondicionado en la mayoría de las salas, secretarias escribiendo a manos, a manos, dado que no hay sistema computacional al menos en ese momento, huelga el sonido, unido esto al descuido de los custodios, los cuales alardeando con sus armas y esposas para infundir temor, son parte del irrespeto que viven los tribunales en el Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís.

La solemnidad hace años desapareció de las salas, donde magistrados no hacen sentir su autoridad, en medio del escándalo en los pasillos, los cuales, dado las puertas abiertas de las audiencias, hacen de las actividades todo un desorden generalizado.

Muchos de los miembros del Ministerio Publico no confrontan en lo judicial, sino en un lenguaje de camaradería con sus colegas togados, como si aquello fuere todo un circo, obviando la solemnidad de las actuaciones judiciales, donde los imputados son los que se llevan la peor parte.

Ajeno a otros centros de justicia, donde se guarda el respeto por las salas judiciales, en San Francisco, al menos los juzgados de la Instrucción parecen un jolgorio, un conglomerado de farándula, donde nadie respeta la autoridad del juez, celulares en manos, chateando, alguaciles dejando el estrado para fumar, hablar, conversar, militares maniobrando armas, donde los togados tienen que solicitar repetir dictámenes de los juzgadores dado bullicio en las audiencias.

Sin duda, tanto los jueces como los togados, partes fundamentales en el accionar judicial, son culpables del caos olímpico que se vive en los tribunales donde se va buscar justicia, justicia.